'

Masters 1000: Djokovic pierde la final en Roma

    Masters 1000: Djokovic pierde la final en Roma

    El flamante tetracampeón del torneo, Novak Djokovic perdió la final del mismo ante el jovencito alemán Alexander Zverev que lo gana por primera vez tras una actuación deslumbrante.

    El futuro ya está aquí y se llama Alexander Zverev, es alemán y se impuso este domingo a Djokovic en la final de Roma y se convirtió en el primer jugador nacido después de 1990 que gana un Masters 1000. Desde mañana, figurará ya en el top ten. Frente a buena parte de los pronósticos, el alemán, de 20 años, firmó un partido impecable para imponerse por 6-4 y 6-3, en una hora y 21 minutos, y relanzó su nombre como el más aventajado de la generación que viene.

    Alexander Zverev celebra al derrotar a Novak Djokovic y saberse campeón del Masters 1000 de Roma.

    El futuro ya está aquí y se llama Alexander Zverev, es alemán y se impuso este domingo a Djokovic en la final de Roma y se convirtió en el primer jugador nacido después de 1990 que gana un Masters 1000. Desde mañana, figurará ya en el top ten. Frente a buena parte de los pronósticos, el alemán, de 20 años, firmó un partido impecable para imponerse por 6-4 y 6-3, en una hora y 21 minutos, y relanzó su nombre como el más aventajado de la generación que viene.

    Sabíamos de sus capacidades competitivas. Había dado muestras de ellas desde sus intrépidos comienzos. Campeón este año en Múnich y Montpellier y en 2016 en San Petersburgo, protagonizó a principios de curso un soberbio partido de tercera ronda del Abierto de Australia ante Nadal, cediendo sólo después de cinco sets. En 2016 sorprendió al mismísimo Federer en las semifinales de Halle. Con 1,98, pegador, poseedor de un gran servicio y con un tenis de impresionante fluidez, parecía, pese al título conquistado en la ciudad alemana, que aún no estaba para hacer grandes cosas en arcilla. El propio Nadal le asestó un doble 6-1 recientemente en Montecarlo.

    Casi recién cumplidos los 20, en su primera final de un Masters 1000 no se dejó intimidar por Novak Djokovic, que venía de aplastar en semifinales a Dominic Thiem, verdugo de Nadal en cuartos y otra de las figuras emergentes. Pudo pensar que el serbio que después de dictar una lección magistral ante Thiem, de sacar pecho y marcar distancias con la nueva camada, el encuentro definitivo sería una nueva oportunidad para proyectar su candidatura de cara a revalidar el título en Roland Garros.

    EL JUEGO IMPECABLE DEL ALEMÁN:

    El futuro ya está aquí y se llama Alexander Zverev, es alemán y se impuso este domingo a Djokovic en la final de Roma y se convirtió en el primer jugador nacido después de 1990 que gana un Masters 1000.

    El nuevo campeón del Masters 1000 de Roma, Alexander Zverev con apenas 20 años.

    Desde la ruptura en el juego inicial del partido, Zverev dominó con enorme solvencia. Había que contemplar su cuerpo aún de apariencia frágil, el rostro de indudable juventud, para comprobar que estábamos ante un jovencito, casi un recién llegado, que pasaba por encima del tetracampeón del torneo y finalista del pasado año.

    El balcánico no salía de su asombro. Era Zverev quien dictaba las reglas del juego, quien imponía su formidable revés y sacaba ganadores como de la manga. Era el tenista de origen ruso el que volvía a romper en el tercer game del segundo set para situarse 3-1, con una ventaja más que inquietante. Demasiado pasivo, sin arrestos para hacer frente a la adversidad, lejos del soberbio rendimiento ofrecido el sábado.

    Djokovic, que mañana cumple 30 años, nunca dio la impresión de aproximarse al que hubiera sido su quinto título en el Foro Itálico y trigésimoprimer Masters 1000, cifra con la que se habría colocado de nuevo como líder en solitario de esta clasificación, lugar que sigue compartiendo con Nadal. Firme, sin sucumbir a la presión, Zverev culminó su apasionante aventura. Nada iba a detenerle.

    Fuente: EL MUNDO

    Danny Lopez

    mayo 21st, 2017

    No comments

    Comments are closed.