'

Por qué es tan inusual la tormenta Alberto, la primera de 2018 (y ni siquiera ha empezado la temporada de huracanes)

    Por qué es tan inusual la tormenta Alberto, la primera de 2018 (y ni siquiera ha empezado la temporada de huracanes)

    Tres estados de este último país declararon situación de emergencia ante la inminente llegada del sistema meteorológico que tocó tierra finalmente este lunes.

    Antes, las precipitaciones y marejadas provocaron fuertes inundaciones en el occidente y centro de Cuba, donde unas cinco mil personas fueron evacuadas, según reportes de medios oficiales.

    En México, se dieron también lluvias intensas, principalmente en Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, uno de los principales destinos turísticos del país.

    En EE. UU., el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró la emergencia para los 67 condados de su estado, mientras las autoridades de Misisipi autorizaron el despliegue de la Guardia Nacional para hacer frente a los impactos del fenómeno atmosférico.

    En Alabama, la gobernadora Kay Ivey emitió también el estado de emergencia para 40 condados y activó un centro de operación de situaciones de desastre y equipos de evacuación.

    Mientras, otros estados cercanos a estos se encuentran en alerta ante la inminencia de las precipitaciones.

    “Lluvias intensas conllevarán un riesgo significativo de inundaciones repentinas en Florida, gran parte de Alabama y el oeste de Georgia en la noche (de este lunes),y se extenderán hacia el norte de Georgia, las Carolinas occidentales y Tennessee el martes”, indica el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

    Desde que tomó nombre el pasado viernes, los expertos han llamado la atención sobre lo “inusual” de la formación de Alberto.

    Pero ¿por qué creen que es poco habitual este sistema meteorológico? Aquí te explicamos dos factores que hacen tan inusual a Alberto.

    1.Una tormenta en mayo

    Alberto es prematuro.

    Uno de los elementos que más llamó la atención de Alberto fue su formación “fuera de época”, ya que se organizó justo una semana antes del 1 de junio, cuando oficialmente da inicio la temporada de huracanes en el Atlántico.

    Diversos estudios y estadísticas mostraron que es entre esa fecha y el 30 de noviembre cuando se dan las condiciones climatológicas en la región norte de ese océano que favorecen la formación de estas tormentas.

    Generalmente, en los cinco primeros meses del año, las temperaturas del mar son aún muy frías para permitir el desarrollo de estos sistemas.

    Según el meteorólogo Philip Klotzbach, de la Universidad Estatal de Colorado, desde 1950 solo se han reportado 14 tormentas en el Atlántico en el mes de mayo, 6 de ellas después de 2007.

    2.Una tormenta subtropical

    Para las personas habituadas a las tormentas y ciclones en América Latina y Estados Unidos, la denominación dada a Alberto tras su formación fue también algo extraña: los expertos informaron que se trataba de una tormenta “subtropical”.

    Este tipo de fenómeno atmosférico es un sistema de baja presión que se forma en las regiones tropicales o subtropicales (en cualquier latitud desde el ecuador hasta los 50° N) y que mantiene simultáneamente características de tormentas tropicales y tormentas de latitudes medias (o extratropicales).

    Alberto se formó en los 19.3° de latitud Norte.

    De acuerdo con el CNH, estos sistemas suelen tener un radio de vientos máximos y lluvias mayor que el de las tormentas “tropicales”, de ahí que haya afectado simultáneamente zonas de Cuba, México y Estados Unidos.

    Una de sus características más llamativas es que sus vientos máximos sostenidos no suelen exceder los 119 kilómetros por hora, aunque en su paso por aguas cálidas esto puede cambiar y llegar a convertirse en tormentas y ciclones tropicales.

    Capitan Pirata

    mayo 29th, 2018

    No comments

    Comments are closed.