'

Súper atleta español escaló el Everest en 26 horas y sin oxígeno artificial (Video)

    Súper atleta español escaló el Everest en 26 horas y sin oxígeno artificial (Video)

    El ultramaratoniano y montañista español Kilian Jornet ha vuelto a desafiar las leyes naturales y a él mismo y escaló el monte más grande del mundo, el Everest, en 26 horas y no utilizó oxígeno artificial, ni cuerdas fijas dejando sorprendidos a propios y extraños.

    De por si la solo idea de escalar el Everest suena a un sueño imposible para la gran mayoría, hacerlo sin utilizar algo tan esencial como oxígeno artificial para garantizar la vida o sin la ayuda de unas cuerdas fijas que puedan proporcionar soporte y refuerzo, suena a cosa de un desquiciado… eso mismo hizo Kilian Jornet y sí, “loco” es una descripción precisa para él… ¡Definitivamente tiene una “locura” de esas que te hacen vivir una vida exitosa y plena!

    Jornet no es un alpinista al uso, sino un ultramaratoniano formidable, campeón mundial de las más duras competiciones de carreras y esquí de montaña, y un montañero desde la cuna, criado en los Pirineos catalanes, heredero del profundo amor por la montaña de sus padres, Eduard y Núria, un guía y guarda de refugio y una profesora de deportes de montaña.

    Jornet no es un alpinista al uso, sino un ultramaratoniano formidable, campeón mundial de las más duras competiciones de carreras y esquí de montaña, y un montañero desde la cuna.

    Otras de las grandes proezas del ultramaratonista español.

    Su biografía es la de un niño prodigio de una película de ciencia ficción: con tres años subió a su primer tresmil en el Valle de Arán, con cinco al Pico Aneto, con 10 atravesó los Pirineos… Sus experiencias están narradas por él mismo en los libros Correr o morir (2011) y La frontera invisible (2013). Conseguidas todas sus metas, siempre se ha propuesto retos nuevos, incapaz de estar quieto, y de ahí desafíos como el del Everest.

    UNA HAZAÑA A LA QUE POCOS SE ARRIESGARÍAN:

    El joven atleta de 29 años ha vuelto a explorar con éxito los límites del ser humano, como parece ser que tanto le apasiona. Jornet ha conquistado la cima del Everest, la cima del mundo (8.848 metros), sin la ayuda de oxígeno artificial, cuerdas fijas ni la compañía de sherpas (pobladores de las regiones montañosas).

    SÚPER ATLETA ESPAÑOL ESCALÓ EL EVEREST EN 26 HORAS Y SIN OXÍGENO ARTIFICIAL.

    Recorrido, equipo, datos y capacidades de Jornet.

    En una expedición minimalista (tendencia a reducir a lo esencial y a despojar de elementos sobrantes) que le llevó desde el monasterio de Rongbuk (el último lugar habitado a los pies de la cara norte, a unos 5.100 metros de altura, y cerca del campo base, a 5.181m) a la cumbre, y de regreso al campo base avanzado (6.492m), en 38 horas: 26 desde monasterio a la cima, el considerado “fastest known time”, el tiempo más rápido conocido, y otras 12 hasta al campo base avanzado.

    El reto de Jornet era acabar en el monasterio de Rongbuk, pero no pudo completar esos últimos 30 kilómetros, una zona muy incómoda y dura, pedregosa y con tramos de hielo, debido a problemas físicos. Aun así, invirtió menos de dos días en un viaje de ida y vuelta que en condiciones normales emplea cuatro jornadas entre subir y bajar.

    “Hasta que llegué a 7.700 metros me sentía bien y estaba yendo de acuerdo a mi planificación, pero allí empecé a sentir dolor de estómago. Supongo que debido a un virus estomacal. Desde allí me he movido lentamente y parando cada par de pasos para recuperarme. Sin embargo, hice cumbre a medianoche”, explicó Jornet. Subir a la cima del Everest sin cuerdas fijas no es algo que se pueda hacer todos los días. Vi una puesta de sol espectacular”.

    El equipo de utilizó Jornet para su proeza.

    La incertidumbre había marcado las últimas horas de la aventura. El catalán comenzó su desafío el sábado a las 22.00, hora local, en la cara norte de la montaña. En 4h 35m llegó al campo base avanzado. Eran las 2.35 de la madrugada, y entonces descansó dos horas antes de proseguir la marcha. “Sabía que en la primera parte tenía que ir regulando y guardando fuerzas”, relató.

    En el Everest sólo le acompañaba el también escalador y cámara Sébastien Montaz-Rosset, que fue quien dio las últimas noticias de Kilian antes del último tramo de la escalada. Sébastien durmió en el campo base avanzado y esperó a Kilian para grabarle en el campo 2 (7.802m), equipado con pequeñas cámaras GoPro y una cámara de fotos réflex (para que las baterías no se congelen, había que dormir con ellas pegadas al cuerpo). Luego regresó a su tienda para aguardar el regreso de Jornet.

    El reto más similar logrado hasta la fecha databa del 30 de agosto de 1986: Erhard Loretan y Jean Troillet marcaron 43 horas. En 2005 su ídolo Bruno Brunod se dio la vuelta a los 8.300 metros por el mal tiempo. “Me desmoralicé tanto que dejé de correr, pero entendí que lo importante fue volver vivo a casa. Creo que Kilian puede hacerlo. Ha hecho cosas que nunca imaginé que fueran posibles, vaticinó el hombre que vio como Jornet pulverizaba su récord del Cervino.

    Dicho y hecho: ¡¡El “loco” español lo logró!!

    El sorprendente Kilian Jornet

    Danny Lopez

    mayo 24th, 2017

    No comments

    Comments are closed.